top of page

Coyote Canyon: Experiencias sostenibles en San Miguel de Allende


* La versión original de ésta historia en inglés, fué publicada en www.ramroglobal.com

Ramro Global® es una productora emergente de documentales y media a nivel global. Publicamos un diario con historias humanitarias de todo el mundo a través de distintas fuentes, ensayos fotográficos, documentales y reportes de campo. Ramro Global trabaja con líderes de opinión, periodistas independientes, fotógrafos, cineastas y otras voces del mundo de las organizaciones humanitarias para compartir su trabajo a través de diversos canales. https://www.ramroglobal.com/journal/san-miguel-allendes-coyote-canyon



El sol se está ocultando en el horizonte y la noche está por caer, estamos en la cima del cañón y no tenemos mucho tiempo para bajar al río antes de quedarnos sin luz. “H” mi caballo, comienza a bajar, él sabe lo que hace y de alguna forma, me pide que lo deje en sus manos.


“Confía en tu caballo, él sabe el camino”, me dice Rodrigo Landeros, un vaquero de la vida real y nuestro guía nocturno.


Mientras nuestro grupo Avanza a través del cañón de regreso al rancho, siento que la tensión se disipa. Las grandes rocas del cañón parecen tener luz propia y el agua del río brilla como la plata. Entre las rocas, sobre los huizaches, la luna llena aparece brillando con un blanco que nunca había visto. Estamos tan felices de verla que Rodrigo suelta un aullido profundo que todos imitamos, despertando en todos una sensación primal al encontrarnos frente a la naturaleza profunda.





Rodrigo es la cara de Coyote Canyon adventures, una empresa de experiencias sostenibles a caballo que fundó hace 20 años en San Migue de Allende en el estado de Guanajuato, en el centro de México. Rodrigo es un vaquero auténtico con pinta de mala cara, su look inspira un verdadero sentido de naturaleza, sin embargo, su trabajo y el de su equipo está lleno de pasión, sensibilidad y amor colectivo por el territorio donde trabajan.


Junto con Javier Morín, un vaquero local de la comunidad Boca de la Cañada, han logrado involucrar a decenas de habitantes locales en el negocio, ofreciendo experiencias guiadas a caballo y otros servicios turísticos. Yunuen López, una bella y valiente mujer del norte de México y mano derecha de Rodrigo durante los últimos siete años, nos acompaña en nuestra aventura a caballo y me cuenta sobre los retos y los logros de la empresa.


Yun me cuenta cómo San Miguel de Allende se ha vuelto en un destino muy popular para el turismo y se ha convertido en un refugio para “expats” norteamericanos en los últimos años. El día anterior yo había caminado por las calles empedradas de la ciudad, viendo las galerías y restaurantes con fachas impecables. El lugar parece el set de una película del viejo oeste o de la época de oro mexicana de los 50´s: Las cantinas siempre abiertas, los parques llenos de familias y los mariachis tocando al atardecer. Uno siente que en cualquier momento Pedro Infante o John Wayne aparecerán doblando la esquina montados en su caballo.


Sin embargo, estado de Guanajuato, donde se ubica San Miguel de Allende, ha sufrido en los últimos años las consecuencias de la interminable guerra contra el narcotráfico que azota a México. Algunos municipios han sido especialmente afectados por los conflictos armados y desafortunadamente, las condiciones de inseguridad y la falta de empleos justos, implican que mucha gente se involucre en actividades ilícitas. Ésta situación, además de las condiciones de pobreza y desempleo en el país han obligado a miles a migrar de forma ilegal a Estados Unidos.

De regreso en el rancho, a la luz del fuego y al calor del mezcal, Rodrigo me cuenta cómo empezó su vida en la región. El, siendo un artista del norte del país, viajó por México y conoció San Miguel de Allende por primera vez, un par de años más tarde decidió moverse ahí con su pareja y su hija recién nacida. Ahí, conoció a Javier, el vaquero local que posee las tierras donde se dan algunos de los recorridos, Juntos, comenzaron a realizar tours y experiencias con el apoyo de residentes locales, quienes poco a poco han tomado mayor interés por la compañía y las nuevas fuentes de empleo que el turismo guerra en la región.


Coyote Canyon Adventures ha logrado prevalecer en la región, creando estabilidad económica y empleo en las comunidades donde trabaja. Además, la organización ha creado experiencias únicas y seguras para mostrar la mejor cara de México y Guanajuato.


Como cualquier proyecto situado en una pequeña comunidad, hay retos muy específicos. Ganarse la confianza de los habitantes locales ha sido uno de los mayores retos para Rodrigo y su equipo. Para lograr generar esta confianza, cuenta con el apoyo de Yunuen, Javier y Monique, su hija mayor, quien promueve la sostenibilidad y el desarrollo de la comunidad con acciones que promueven la salud y el bienestar de la comunidad y los visitantes.


Desde la perspectiva de la sostenibilidad, el turismo tiene el potencial de generar impactos socioambientales positivos en el territorio y sus comunidades, revirtiendo el daño causado por el turismo masivo, el crecimiento no planeado de los centros urbanos, la guerra y otros problemas socioambientales.


Coyote Canyon Adventures emplea directamente a más de 34 personas que ahora cuentan con una fuente alternativa de ingresos para ellos y sus familias. Estos empleos incluyen a mujeres jóvenes y hombres en distintas posiciones. A través de la generación de empleo, la compañía contribuye a la reducción de la migración de algunos miembros de la comunidad de México a los Estados unidos en la comunidad quienes prefieren quedarse en su tierra con su familia (como la mayoría de los migrantes) con una fuente de empleo digna y justa.



Las botellas de mezcal se van acabando y las historias se acumulan. Una canción melancólica de Cristiana la hija menor de Rodrigo, suena en el speaker mientras escuchamos las historias de Monique y de cómo será ella quien continuará el trabajo de Coyote Canyon, ella se ha convertido en pieza fundamental y en el vínculo más fuerte entre la empresa y la comunidad.


Los viajes siempre buscan generar encuentros: encuentros con el otro, encuentros con la naturaleza y encuentros con uno mismo. Coyote Canyon Adventures logra generar este tipo de encuentros de forma genuina, profunda y real.

Sobre el autor:




Todas las imágenes de Rodrigo Landeros, Coyote Canyon.

40 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


Publicar: Blog2_Post

¿Quieres enterarte de las nuevas entradas? Déjame tu correo y te avisaré.

¡Gracias por suscribirte!

bottom of page