top of page

Formas de aprovechar mejor tu presupuesto de viaje

Tengo la fortuna de dedicarme a viajar y conocer México. Mi trabajo no es el de un influencer o promotor, me dedico profesionalmente a promover el desarrollo socioambiental de los destinos a través del diseño y operación de planes y proyectos de desarrollo, itinerarios de viaje y modelos de desarrollo de capacidades para generar un impacto positivo en el destino. Esto implica mucha intuición, técnica, conocimientos y sensibilidad, no es tarea fácil, llevo más de 15 años buscando este camino.


Aunque reconozco que mi trabajo es particular y me perminte viajar mucho, yo como todos, busco sacar siempre el mayor provecho a mis viajes. El tiempo y el dinero son recursos que se nos van como arena entre los dedos cuando viajamos.


Tal vez sea mi mentalidad de ingeniero que busca siempre la eficiencia y una mayor productividad. Cuando viajo, estoy constantemente buscando la forma de sacar mayor provecho a los recursos y a buscar que cada viaje me genere a mi y a otros un valor en el futuro. He logrado hackear la forma en la que en un sólo viaje, puedo reducir mis gastos y maximizar mis experiencias, aunque lo hago como profesional de la industria, creo que los siguientes consejos pueden ser útiles para cualquier viajero.



  • Evalúa tus prioridades y objetivos de viaje.

Creo que éste es el punto más importante. Muchas veces viajamos sin reflexionar sobre el objetivo de nuestro viaje ¿Queremos descansar?¿Queremos explorar con el destino?¿Desconectarnos?¿Queremos pasar mucho tiempo afuera o disfrutar nuestro hotel?


Algunas veces terminamos gastando más de la cuenta en servicios o experiencias que no suman al objetivo de nuestro viaje ¿Cuántas veces terminamos más cansados o más gastados de un viaje y sin sentir que aprovechamos el viaje como podríamos haberlo hecho?



  • Ábrete a la posibilidad de usar medios de transporte poco convencionales

Viajar en transportes alternativos muchas veces es más barato que usar los medios de transporte de siempre, además de que resulta en un menor impacto ambiental. Un traslado en bicitaxi o en autobús puede ser más económico y además, sumar a la experiencia del viaje, conocer el destino de un forma distinta y de paso, sacar unas buenas fotos y videos experimentando otro tipo de transportes. A mi me gusta viajar mucho en autobús, cuando no son demasiadas horas, es el lugar perfecto para leer o sentarme a escribir.


  • Intenta no viajar cuando todo mundo lo hace

Aunque muchas veces dependemos de nuestro trabajo o compromisos familiares, viajar en temporada baja no sólo puede reducir el costo de muchos servicios, también nos va a ahorrar tiempo en el aeropuerto, en los restaurantes y en las atracciones que queremos conocer. Viajar en temporada alta implica con seguridad que tendremos un viaje menos eficiente, por lo tanto, más tiempos de espera, más gasto y menos experiencias.


  • Busca que las comidas y el hospedaje sean además una experiencia

Cuando decidimos el objetivo de nuestro viaje, podemos tomar decisiones más inteligentes respecto a nuestros gastos.


Puesto que yo casi siempre prefiero salir a explorar y pasar tiempo en la calle y el campo, busco economizar en el hotel y busco una opción cómoda y bonita, pero prescindiendo de los grandes espacios y servicios en un hotel al que llegaré sólo a dormir y bañarme.

Si el objetivo por otro lado es descansar o si el hotel es parte de la experiencia (Por ejemplo un glamping), entonces me permito invertir un poco más.


Los alimentos son puntos claves, busco que cada comida sea además una experiencia que me permita conocer el destino. Prefiero prescindir del desayuno incluído en el hotel para poder salir temprano a desayunar a algún mercado tradicional, estos son lugares que reflejan la cultura del destino y que ofrecen platillos tradicionales a precios generalmente accesibles. En vez de tener el mismo desayuno continental de siempre, el desayuno se puede convertir en un highlight del viaje. Lo mismo en un restaurant caro, busco no sólo comida para llenarme la panza, sino una experiencia que me permita multiplicar el valor de mi viaje.


  • Busca oportunidades para tu desarrollo dentro de un viaje

Viajar es una gran forma de aprender y desarrollar nuestras habilidades. Buscar que el destino y las experiencias contribuyan a nuestro desarrollo es una gran forma de multiplicar el valor de un viaje. Yo intento que una pequeña excursión se convierta en una sesión de práctica de fotografía y salgo con papel y lápiz pues en cualquier momento puedo encontrar alguna historia o anécdota que se pueda convertir en un artículo un tiempo después.


Supongamos que eres diseñadora y buscas inspiración para tus nuevos proyectos, puedes visitar galerías, talleres gráficos o buscar experiencias que te permitan desarrollar alguna habilidad.


Estas son algunas prácticas que he intentado mantener en los últimos años y gracias a estas he podido viajar de forma cada vez más eficiente, emocionante y productiva. Para mi, un viaje tiene el potencial de generar valor para y para los demás. Si ponemos la intención y la intuición durante la exploración, nuestro viaje tomará una mayor dimensión.


Creo que al final todo esto se podría reducir a un sólo punto: Viaja de forma consciente, reflexiona y vive el presente. Y esto aplica para los viajes y para la vida.


¿Tienen alguna otra idea?




86 views0 comments

Recent Posts

See All

Kommentare


Publicar: Blog2_Post

¿Quieres enterarte de las nuevas entradas? Déjame tu correo y te avisaré.

¡Gracias por suscribirte!

bottom of page